Lo Macro y lo Micro en los Planes y Presupuestos

Multiplica las ventas y las demás partidas por 1.1 y ¡listo, ya está el presupuesto! Esta práctica era frecuente tiempo atrás cuando la economía crecía en forma sostenida y uniforme. Además era muy sencilla y rápida. La ventaja era que no servía para nada, más allá de cumplir con el ritual de los presupuestos.

En la medida en que la inestabilidad económica y de los mercados financieros se ha convertido en una constante, los presupuestos adquieren una relevancia especial como herramienta necesaria para darle mayor certidumbre al logro de los objetivos estratégicos y financieros de las empresas.

Ya no son un juego de números, representan la comprensión de los administradores del entorno macroeconómico y de los mercados donde compite la empresa y de cómo traducir esa visión en estrategias y planes de ejecución que generen valor económico.

¿Es importante una visión objetiva del escenario económico? A juzgar por los tiempos de supervivencia cada vez menores de las empresas que registran varios estudios en EU, Europa y Japón, ciertamente no parece que los administradores de las empresas fallidas hayan sido muy hábiles en leer los cambios del entorno económico y de competencia.

Más aun, la historia de las últimas décadas muestra las graves omisiones en el ámbito empresarial mexicano y del extranjero, al no detectar los riesgos que ofrecía el panorama económico. Casos abundan de quiebra de negocios o de empresas que vieron frenado su crecimiento por decisiones equivocadas, bajo una visión errónea del escenario económico.

Los ciclos de negocio son particularmente impactantes para industrias que operan con costos fijos elevados y donde la demanda fluctúa más que proporcional al resto de la economía. Entre las industrias que magnifican los efectos del ciclo económico están la del acero, automotriz, construcción, aerolíneas.

El ciclo económico afecta no sólo el potencial del volumen de ventas sino también la estrategia de precios, que debe adecuarse a las condiciones de demanda.

Los precios de materias primas fluctúan claramente con el ciclo económico afectando los costos de la industria en general.

Las condiciones de competencia pueden variar drásticamente por cambios en la conformación de los mercados, ya sea por procesos de concentración o de fragmentación, con impactos significativos en los márgenes de utilidad.

Los presupuestos son la cuantificación de los planes que a su vez son las líneas de acción de las estrategias de los negocios. Una estrategia incongruente con el escenario económico o de competencia llevará a fijar metas inalcanzables o inferiores al potencial de la empresa.

No se trata de comprar una bola de cristal, sino de hacer la tarea de estudiar el entorno económico, sus determinantes, potencial y limitaciones que presenta.

Al final de cuentas, la estrategia no es más que la respuesta de la empresa a las oportunidades y riesgos que ofrece el mercado.

Si no se cuenta con una visión objetiva del escenario económico y las habilidades para incorporarla en las estrategias, planes y presupuestos, sería mejor multiplicar las ventas por 1.1.

Nombre

Correo electrónico

Teléfono

Puesto

Empresa

Interés en

Ingresa los cuatro caracteres en el campo de texto
captcha